Y por fin…Cultura Justa Restaurativa, ¿la auténtica Cultura Preventiva?

Cultura preventiva y relaciones

La Cultura Justa, cómo comenté en el anterior post Cultura Justa y Cultura Preventiva, facilita que las personas perciban que se puede confiar plenamente en la organización, el sistema, y sus mandos. Esto hace que puedan apoyarse y cooperar entre sí de forma respetuosa, y aprender los unos de los otros. En las organizaciones, como en la vida, somos interdependientes. Partes de una red de relaciones.

La Cultura Justa y sobre todo su enfoque restaurativo, contribuyen de una manera clara a mejorar el sistema y la calidad de las relaciones. Es por ello que impacta en el desarrollo de la cultura preventiva.

Enfoque basado en la Justicia Restaurativa. ¿Qué es?

Para comprender el enfoque restaurativo de la cultura justa, es necesario saber qué es la Justicia Restaurativa. Según el criminólogo australiano John Braithwaite, esta se centra principalmente en la víctima y la comunidad, y no tanto en el infractor y el castigo, como lo hace la retributiva. Se busca reparar el daño causado en las víctimas, y en la comunidad, atendiendo a sus necesidades a través del diálogo entre las partes implicadas. Se ayuda al infractor a comprender el impacto que sus acciones han tenido en las personas y en su comunidad, con el objetivo ayudarle a que tome responsabilidad activa en su solución, juzgando la conducta dañina pero no a la persona.

Origen de la Justicia Restaurativa

Surge durante las décadas de los 70 y 80 en EEUU y Canadá. Ha ido evolucionando en el campo de la justicia penal, en el ámbito escolar y también se están adaptando para aplicarla a los lugares de trabajo.

La justicia restaurativa hace eco de las prácticas ancestrales e indígenas empleadas en las culturas en todo el mundo, desde los nativos americanos y la primera nación canadiense, hasta las culturas sur americanas, centro americanas, africanas, asiáticas, celtas, hebreas, árabes y muchas otras.

En estos pueblos la aplicación de justicia, así como la resolución de conflictos eran de interés comunitario, de forma que, cuando uno de los miembros del grupo cometía una infracción al orden establecido, se utilizaban prácticas de diálogo y sanación, ofreciendo un espacio de encuentro a todos los relacionados con el hecho para que tomen parte como sujetos actores en la solución del conflicto.

Características de la cultura justa basados restaurativa frente a la retributiva

La justicia retributiva, tal y como comente en el post anterior Cultura Justa Retributiva, vela porque los ofensores reciban el castigo que merecen. La justicia restaurativa se centra más en las necesidades de las víctimas, los ofensores y sus comunidades.

Por ello las preguntas que guían ambos procesos son diferentes :

Hay tres aspectos fundamentales, a tener en cuenta:

  • La solución es producto de un proceso altamente participativo y reflexivo, no solo de los involucrados, sino del grupo en su conjunto.
  • Tiene en cuenta la potencialidad constructiva de los grupos y por ello se utilizan marcos grupales a través de los cuales se implantan prácticas que responden a principios restaurativos. Como círculos o reuniones específicas.
  • En la mayoría de los casos, las organizaciones siguen respondiendo a las conductas subestándar de sus trabajadores mediante el castigo, alimentando la falsa expectativa de que este producirá cambios positivos en el comportamiento de los mismos. Si fuera así, hace tiempo que la conducta segura laboral sería una realidad, y no es así.

Prácticas restaurativas y aplicación a la Seguridad y Salud Laboral

En mi opinión no es eficaz que la Dirección y la línea de mando mantengan un estilo de relación alineado con los principios restaurativos, para conseguir que los trabajadores informen sin miedo, de errores, fallos, incidentes, actos subestándar, y no lo hagan para el resto de aspectos del trabajo diario. Es decir, creer que cultivar este estilo de relación es solo necesario para fomentar el reporte. Mientras tanto mantener el estilo falto de escucha, participación y confianza. Es incongruente, las personas lo captan, y la confianza se cae, resultando ineficaz. La apuesta por una nueva forma de relación respetuosa, honesta, clara, no culpabilizante, empática, directa, abierta, constructiva, sana, debe ser total, no puede ser parcial.

Los investigadores y experimentadores en el campo de la justicia restaurativa, han desarrollado un continuo de prácticas formales e informales, llamadas prácticas restaurativas, con un interesante desarrollo, sobre todo, en el ámbito escolar. Tienen un enfoque integral, que puede ayudar a conseguir una auténtica cultura justa y preventiva. Dentro de las prácticas restaurativas, hay experiencias de diversos tipos, aplicables al ámbito de la seguridad y la salud. Algunas de ellas ya las estamos promoviendo y entrenando desde Osarten. Entre las informales tenemos:

  • La Escucha. Se trata de la práctica continua de la comunicación empática y asertiva.
  • Las Declaraciones afectivas. La práctica, en el día a día, del agradecimiento y reconocimiento genuino y espontáneo. Forma de comunicación respetuosa. Es mucho más lo que se hace correctamente, que lo que no, y no tomamos conciencia de ello.
  • Preguntas restaurativas. Supone el uso cotidiano de preguntas para ayudar a cuestionar comportamientos, generar reflexión, beneficios, alternativas, cambio, etc.
  • Pequeñas reuniones restaurativas espontáneas, tras pequeños incidentes, actos subestándar. Para “no dejar pasar”, y mediante el uso de la comunicación y las preguntas, y la participación de los implicados e interesados, resolverlo y aprender.

Además son interesantes las siguientes prácticas formales:

  • Círculos restaurativos. Como respuesta a un acto inseguro, una infracción. También con un enfoque proactivo, cara a ir desarrollando la cultura. Son liderados por facilitadores entrenados.
  • Reuniones restaurativas para gestionar situaciones en las que ya se han producido daños por un accidente.

¿Enfoque restaurativo o retributivo de la cultura justa?

Finalmente, cabría hacerse la pregunta de ¿qué enfoque debiera tener la cultura justa en prevención de riesgos laborales, retributiva o restaurativa?

Opino que no son contrarios, ya que tienen aspectos en común. Forman parte de un continuo, con diferente gradación desde el enfoque retributivo hasta el restaurativo. El desarrollo de la cultura preventiva será más pleno, en mi opinión, en un enfoque restaurativo. Ese debiera ser el objetivo. Ahora bien, dependerá de cada empresa todo lo que se pueda desarrollar. Además hay que contar con un sistema para esclarecer la “verdad” de la mejor manera posible si alguien se niega a reconocer su responsabilidad, por lo que se va a necesitar de un enfoque retributivo en estos casos, además del restaurativo.

Soy un convencido de que es la calidad, fortaleza y salud de las relaciones lo que marca la diferencia. Lo que hace que las personas estén verdaderamente comprometidas, y por tanto sean intrínsecamente seguras y saludables, a la vez que enormemente productivas.

Dejemos atrás el miedo a afrontar las relaciones de una forma más auténtica. La seguridad y la salud puede ser un campo de trabajo extraordinario. Afrontemos juntos el desafío, siempre habrá un momento para fumar una pipa de la paz.

 

Referencias bibliográficas

  • El pequeño libro de la justicia restaurativa. Howard Zehr, 2007.
  • Propuesta de formación del profesorado (E.S.O.) del Centro IES “Juan de la Cierva” en pedagogía restaurativa para la mejora de la convivencia escolar. Trabajo de fin de Master, Ainara Silva. 2018-2019
  • Prácticas restaurativas. Para la prevención y gestión de conflictos en el ámbito educativo. Progettomondo.mial; educo; Fundación La Paz; Restauractiva. 2018.
  • Just Culture: Restoring Trust and Accountability in Your Organization. Sidney Dekker Tercera edición 2016.
  • Cultura Preventiva en el Trabajo. Guía para el Desarrollo de la Cultura Preventiva Positiva. Osarten 2018.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *