Pero… ¿qué es cultura preventiva?

Si buscamos en google referencias a cultura preventiva, podremos encontrar diferentes “sinónimos”: cultura de seguridad, cultura de prevención… Es el momento de poner algo de orden.

Así empezó todo

El término cultura preventiva comienza a utilizarse por los profesionales de la seguridad y la salud en el trabajo, cuando se publica el informe del accidente de la Central Nuclear de Chernobyl, en cuyo análisis se apuntaba la pobre cultura de seguridad como un elemento crítico que contribuyó a la catástrofe.

A partir de ese momento,  la cultura preventiva se abre paso desde el sector de la energía nuclear a otros sectores asociándose casi siempre a otros accidentes mayores. Por ejemplo, se empieza a habla de cultura preventiva en el sector químico (catástrofe de Bophal), en el sector petrolífero (Piper Alpha), en la industria aeroespacial (explosión del transbordador Challenger), etc. Hoy en día, además de en los sectores anteriores, el término cultura preventiva se emplea, también, en el sector médico-farmacéutico (cultura de seguridad del paciente) o en el sector aeronáutico (cultura de seguridad) y en la industria de producción de bienes y servicios.

Cómo se define la cultura preventiva

De esta forma, en las empresas cada vez se emplea más el término cultura preventiva y  no siempre con una orientación acertada. Este hecho lo podemos atribuir a diferentes factores pero, tal vez ,el que mayor efecto puede tener es que no existe una posición común entre los expertos para definir cultura preventiva.

Al estudiar el estado del arte, se puede comprobar que,  sin exagerar demasiado,  existen casi tantas definiciones como autores y cada una de ellas con su propio estilo y factores que contribuyen a definir la cultura preventiva de una organización. Como ejemplo, en las Tablas 1 y 2 , figuran algunas de las definiciones que podemos encontrar para cultura preventiva y para clima preventivo en la bibliografía. Así, encontramos desde definiciones gastronómicas (Simon y Frazee ) hasta definiciones hacen referencia a la ética (Williamson y colaboradores).

Tabla 1 – Algunos definiciones de Cultura Preventiva

cultura de seguridad safty culture

Tabla 2 – Algunas definiciones de clima preventivo

Otra conclusión que podemos extraer es que   algunas definiciones de cultura preventiva emplean dimensiones, factores  o componentes más propios de clima preventivo, como pueden ser las percepciones sobre la Seguridad y la Salud o los comportamientos que desarrollan las personas relacionados con su seguridad.

Cultura preventiva no es sinónimo de  seguridad basada en la conducta

Estas definiciones de cultura preventiva, que incluyen las percepciones compartidas sobre la importancia de la seguridad y salud y los comportamientos de las personas, contribuyen a que se asocie la cultura preventiva con los comportamientos seguros. En mi opinión, existe un vínculo pero no siempre es directo. Es cierto que los textos iniciales vinculan la cultura preventiva a las teorías del factor humano; algunos autores en particular se centran en la seguridad basada en la conducta, como medio para desarrollar cultura preventiva.

Recuerdo conversaciones con ciertas personas que relacionaban una pobre cultura preventiva con comportamientos inseguros por parte de los trabajadores y asociaban el desarrollar la cultura preventiva en la empresa con programas de seguridad basada en la conducta (BBS, Behaviour Based Safety, en inglés). A mi entender, no siempre la cultura preventiva es exclusivamente generada por los comportamientos de los trabajadores. Una pobre cultura preventiva también puede estar generada por un entorno o un lugar de trabajo inseguro, por unas decisiones no preventivas o imprudentes en cualquier nivel jerárquico de la organización, por una baja percepción del riesgo, etc. Así, los comportamientos inseguros pueden ser una manifestación o un síntoma de la cultura existente. Los programas de seguridad basada en la conducta pueden ser útiles en algunos casos, pero pueden ser necesarios otras actuaciones y un enfoque global, sistémico, que contemple toda la organización.

En lugar de tratar el síntoma, es más interesante trabajar sobre las causas que fomentan la cultura preventiva existente. Para conocer estas causas se recomienda analizar la forma de hacer prevención, la gestión que realiza la empresa y las relaciones que se dan entre personas.  El  diagnóstico de cultura preventiva permite conocer qué cultura se da en la organización y qué actuaciones debemos emprender para llegar a la situación deseada.

Entonces… ¿Qué es cultura preventiva?

En OSARTEN entendemos la Cultura Preventiva (con mayúsculas) de una organización como el resultado de los valores, creencias, actitudes, competencias, capacidades y habilidades, tanto de las personas individuales como del conjunto de ellas, que conforman el desempeño y el compromiso con la Seguridad y Salud en el trabajo, de las personas y de la empresa.

iceberg cultura y clima de segruidad

Esta Cultura Preventiva tiene su reflejo en las percepciones compartidas y los comportamientos que desarrollan las personas que forman parte de una organización. Ambos, percepciones y comportamientos, constituirían el clima preventivo.

En función de cómo sean los valores, las creencias, las actitudes, las competencias, las habilidades, las capacidades y el desempeño de las personas  en cuanto a la Seguridad Y Salud en el Trabajo, podremos encontrarnos ante organizaciones y personas con culturas preventivas negativas, mientras que otras organizaciones y personas muestran culturas preventivas positivas. ¿Cuál es tu caso?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *